home
Los alimentos actúan como laxantes naturales a través de distintos mecanismos. Los alimentos ricos en fibra, como el salvado y las verduras, agregan volumen mediante la absorción y retención de agua, con lo cual la materia fecal se ablanda y pasa con mayor rapidez y facilidad a través del colon.
Los mejores alimentos para conseguir estos efectos son los vegetales ricos en residuos y no flatulentos, las frutas con pepitas y los productos ricos en celulosa.
FRUTAS Y VEGETALES
Como ejemplos se pueden citar las ciruelas, albaricoques (sobretodo seco), guisantes, lentejas, frutos secos, higos, dátiles, espinacas, acelgas, zanahorias, alcachofas, espárragos, pepinos, frambuesas, fresas naranjas, mandarinas, moras, tomates y kiwis.
"Una jalea laxante"
140 g de dátiles sin semilla (una taza aprox). 140 g de ciruelas pasas sin semilla (una taza aprox). 1 taza y media de agua hirviendo. Use un poco menos si desea una jalea más espesa.
Corte los dátiles y las ciruelas en pedacitos. Agréguelos al agua hirviendo y cueza hasta que la mezcla espese. Se obtienen 20 raciones de una cucharada aproximadamente. Con una cucharada diaria, la frecuencia intestinal aumenta, permitiendo reducir el uso de laxantes.
PRODUCTOS INTEGRALES
Los productos elaborados con harinas integrales o cereales de grano entero también son muy beneficiosos, ya que aumentan la proporción de fibra no digerible de tus comidas. Salvado grueso de trigo, salvado de arroz son algunos ejemplos.

La ingestión de salvado debe ser un proceso gradual si no se está acostumbrado, se debe aumentar gradualmente la cantidad hasta alcanzar una efectiva en un período de cuatro a seis semanas.
Una cucharada llena de salvado al día es suficiente en la mayoría de los casos. Los cereales All-Bran son procesados, de manera que su poder laxante es ligeramente menor y es necesario comer más cantidad.

"Y también se que es muy distinto para el cuerpo comer pan fino o grueso; trigo con cáscara o sin ella" - Hipócrates.
LIQUIDOS
Otro aspecto que debes tener muy en cuenta es la ingestión de líquidos. Es importante cuando se consumen mayores cantidades de fibra, para facilitar el empapamiento. Bebe al día un litro y medio de agua o infusiones, pero que no sean laxantes, ya que sus efectos pueden ser a la larga perjudiciales.
YOGURES Y ACEITE DE OLIVA
Por el contrario, los yogures tipo Bio o el Kefir te ayudan a mejorar el tránsito alimenticio y el efecto es sorprendente si se toman mezclados con una cucharadita de semillas de lino. También es importante incluir en tu dieta de 3 a 4 cucharadas de aceite de oliva al día.
ALIMENTOS NO RECOMENDABLES
Elimina de tus comidas el pan blanco, el pan tostado, el arroz blanco, el té, los plátanos, el chocolate y los alimentos con alto contenido en azúcares refinados. Evita también las bebidas con gas y refrescos efervescentes.
El café, aunque puede ser laxante, en algunas personas provoca estreñimiento, lo mismo que el té. Puede ser que la explicación resida en que el colon se vuelve "perezoso" al acostumbrarse al efecto estimulante de este.
La leche y el queso pueden provocar estreñimiento en algunas personas, quizá debido al calcio.
Otro consejo no dietético pero muy útil, es no retrasar jamás la visita al baño cuando se siente necesidad. Es muy aconsejable tener un horario establecido para este menester. Si una persona padece estreñimiento tiene que obligarse a sentarse en el WC todos los días a la misma hora, relajarse, tomarse su tiempo e intentar evacuar aunque no tenga ganas y le cueste. Si adopta esta rutina, tarde o temprano sus intestinos responderán.
Y por último, NO OLVIDE HACER EJERCICIO
2004© Clínica Las Mercedes| Tel. 944 634 211 | info@clinicalasmercedes.com