home
ALIMENTOS
RECOMENDADOS
PERMITIDOS en pequeña cantidad (si son bien tolerados)
NO RECOMENDADOS
Sopas Caldo desgrasado o de verduras   Caldos grasos y sopas, sopa de coles
Carnes Carnes asadas, jamón sin grasa, cerdo sin grasa, frío. Menudos (molleja, seso, riñón, hígado), caza fresca, asado. Charcutería (salvo jamón y cerdo sin grasa frío, carne y caza manida, conservas)
Pescados y mariscos Pescado sin grasa (lucio, carpa, dorada, merluza, salmonete, bacalao, raya, lenguado, trucha, rodaballo). Ostras. Salmón, atún asado, mariscos, crustáceos. Pescados grasos (anguilas, arenques, caballa, sardinas en aceite, atún en conserva), frituras.
Huevos Huevos frescos pasados por agua Huevos duros. Huevos cocidos en grasa.
Cereales y pan Harina de cereales, sémola, tapioca, arroz, pastas alimenticias en cantidad moderada, o pan sin miga en cantidad moderada   Miga de pan
Verduras Patatas, verduras verdes cocidas, verduras verdes crudas salvo si diarrea o cólico.   Legumbres secas (arvejas, lentejas, porotos, habas), coles, coliflor, coles de Bruselas.
Materias grasas Mantequilla fresca Aceite de oliva y de cacahuete no cocido, nata. Grasas cocidas (tocino, manteca de cerdo, salsas, guisado, frituras, mantequilla cocida), foie gras.
Leche y quesos Yogur, queso fresco, queso cocido. Quesos fermentados, leche. Café con leche
Dulces de cocina Dulces sin grasa Flan, buñuelos. Repostería grasa, helados, chocolate y cacao.

Frutas

Frutas cocidas, frutas crudas salvo si diarrea, mermelada, compota. Nueces, avellanas, almendras. Plátano, melón, higos, dátiles, castañas, pasas.
Condimentos Limón, aceite de oliva. Vinagre, sal Pimienta.
Bebidas Vino diluido, infusiones, aguas minerales Té suave, café descafeinado, zumos de frutas. Alcohol, vino puro, sidra, cerveza, café y té fuertes. Bebidas gaseosas y heladas.
Tabaco, diversos   Algunos cigarrillos permitidos. Mascar chicle

DIETA Y CONSEJOS PARA EL SÍNDROME DE COLON IRRITABLE

Se ha llegado a la conclusión de que los cambios en la dieta pueden beneficiar por lo menos a la mitad de los pacientes con este trastorno, aunque no hay una dieta aplicable a todos.

Para averiguar si hay alguna relación entre su dieta y el síndrome de colon, una buena idea puede ser llevar una historia detallada de los alimentos que consuma durante un período de 7 días como mínimo. Anote exactamente qué comió y las cantidades. También anote cualquier síntoma que perciba después de comer y la frecuencia y consistencia de las deposiciones. Es probable que descubra el patrón de malestar intestinal.

Otra idea es eliminar el alimento "sospechoso" de la dieta durante tres semanas, para ver si la situación mejora. Después, comience a comer ese alimento nuevamente para ver si tiene una recaída.
Si usted ha sido diagnosticado de Síndrome de "colon irritable" o "intestino irritable" y presenta estreñimiento o diarrea leve o bien alternancia de estreñimiento y diarrea, deberá aumentar la ingesta de fibra, mediante:

Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel y verduras.
Utilice suplementos de Salvado de Trigo: 4 a 8 cucharadas al día, mezclados con líquidos o alimentos. Aunque observe bien sus síntomas, curiosamente, en muchos casos el "culpable" de los síntomas es el mismo trigo, al ser uno de los alimentos problemáticos principales. Si observa empeoramiento de sus síntomas con el trigo, evite también el centeno y el maíz. En cambio, el arroz (salvado de arroz) es el cereal más inocuo
Modifique sus hábitos de comidas:
Haga una dieta "pobre en grasas" y "rica en proteínas" (carnes y pescados).
Coma despacio y procure masticar bien.
Evite comida copiosas, son preferibles comidas más frecuentes y menos abundantes.
Evite los alimentos que usted note que le desencadenan o empeoran sus síntomas. Los que con más frecuencia le perjudican son: especias, alcohol, tónica, sopas de sobres, cacao, derivados lácteos, quesos, yogurt, bollería, pasteles, helados, mantequilla, algunos cereales (trigo y maíz), patatas, cebollas o cítricos.
Si lo que predomina es la diarrea sospeche de la leche y evite los derivados lácteos. Puede ser interesante descartar una intolerancia a la lactosa. Modere el café, té y chocolate. Puede tomar leche vegetal (de almendras).
Evite las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como: col, coliflor, habas, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos y en conserva.
Aumente la ingesta de agua (de 1.5 a 2 litros diarios), sobre todo si predomina el estreñimiento.
Procure mantener un horario fijo de comidas, e intente evacuar siempre a la misma hora y sin prisas, preferiblemente después del desayuno.
Realice ejercicio físico, caminar, nadar,...
El dolor abdominal se puede aliviar aplicando calor local suave.
Evite el uso de laxantes. Elimine los edulcorantes dietéticos, en especial el sorbitol, al que mucha gente es intolerante (en chicles, pastillas de menta sin azúcar, etc). Hay alimentos que también son ricos en sorbitol, como los melocotones, el zumo de manzana, las peras, las ciruelas, las ciruelas pasas, y el chocolate). También la fructosa puede causar problemas a algunas personas
Evite, en lo posible, las situaciones que le pongan nervioso o estresen
UNA DIETA EJEMPLO:
Desayuno y merienda:
Leche de almendra, infusión de té o café con poquita miel.
Pan integral. Margarina.
Frutas: manzana, pera, plátano... Zumo natural de frutas.
Comidas principales:
Caldos y sopas de vegetales o carnes, no grasos.
Pastas, patatas cocidas o al horno. Arroz.
Carnes sin grasa (ternera, pollo, pavo, cerdo, cordero) cocidas, al horno o plancha. No fritas.
Pescados de todos los tipos, no fritos.
Huevos.
Todas las verduras excepto las arriba indicadas.
Ensalada de lechuga, escarola, tomate.
Frutas: manzana, pera, plátano. Manzanas al horno.
Pan integral.
Complementos:
Aceite (oliva, girasol, maíz): dos cucharadas al día.
Bebidas: solo agua o zumos naturales de frutas.
Puede condimentar con sal, salvo que no esté indicada por otras enfermedades (hipertensión...).
2004© Clínica Las Mercedes| Tel. 944 634 211 | info@clinicalasmercedes.com