DIETA RICA EN FIBRA:
En líneas generales, una dieta de estas características debe contener entre 30 y 40 g de fibra al día, que debe aportarse en forma de diferentes vegetales que contengan tanto fibra soluble como insoluble.

El objetivo es mejorar la sintomatología de enfermedades como la diverticulosis, mejorar los niveles de glucosa después de las comidas en diabéticos, disminuir las concentraciones de colesterol para prevenir enfermedades cardiovasculares, prevenir el cáncer de colon en pacientes susceptibles y estimular el tránsito en pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales o el síndrome del intestino irritable.
RECOMENDACIONES:
Su dieta debe ser rica en legumbres, verduras frutas y cereales integrales. 2 o 3 raciones de frutas cada día: escójalas enteras y a ser posible con piel, evite el zumo como sustituto y recuerde que existen en el mercado zumos de fruta ricos en fibra.
Tome frutos secos al menos una vez por semana, a ser posible con cáscara comestible.
Tome dos o tres raciones de verduras al día. Las verduras es preferible que las tome crudas. Entre las verduras, las más aconsejables son: tomates, lechugas, puerros, espárragos, alcachofas. Tomar patatas asadas hervidas o con piel.
Las legumbres (lentejas, garbanzos, alubias) debe tomarlas una o dos veces por semana.
Evite en su dieta el arroz, las pastas italianas (fideos, macarrones) que no sean integrales. Tome al menos seis veces al día cereales o derivados.
Beba mucho agua, por lo menos 1 ½ litros, todos los días. En caso contrario, la fibra no actúa e incluso puede ser dañina
  • RECUERDE QUE EL INCREMENTO DE FIBRA EN SU DIETA DEBE SER GRADUAL, CON ELLO EVITARÁ TENER SINTOMAS DE FLATULENCIA Y MALESTAR INTESTINAL.
  • ES IMPORTANTE RECORDAR QUE LA DIETA RICA EN FIBRA ESTA CONTRAINDICADA EN PACIENTES QUE SUFREN UN ATAQUE DE DIVERTICULOSIS AGUDA O ESTENOSIS INTESTINAL.
  • CONSULTA A TU MÉDICO ANTES DE EMPEZAR UNA DIETA RICA EN FIBRA.